domingo, 8 de julio de 2012

Conciencia

_Llevo toda la vida soñando, soñando y esperando.
Esa es la primera frase que cruzo  su mente cuando volvió en si.
No estaba desorientada, ni triste, ni nada...
No sentía dolor, sólo vacío, se quedó muy quieta, no quería que nadie se percatase de que había despertado, tenía unos minutos preciosos para reorganizar su vida, para reinventarse y despertar de aquel mal sueño con una conciencia nueva.
Sentía que la vida le había dado una segunda oportunidad y no iba a dejarla escapar.
Se acabó soñar, se acabó esperar, fingiré amnesia, no quiero recordar.
Viviré cada día como si fuera el último, eso pensaba cuando se dio cuenta que una leve sonrisa la estaba delatando.
Apretó fuerte los ojos y la mandíbula, nunca había sentido esa conciencia de si misma, no iba a permitirse perder ese momento, quiso desaparecer, no morir, sólo tener un minuto antes de la tormenta para aglutinar fuerzas.
Para trazar una estrategia, para poder escapar de su vida pasada, desprenderse de una piel que le venía estrecha, para renacer libre de ataduras.
Tenía secuelas del accidente, todos la ayudarían, el amor sincero que le tenían crearía una nueva tela de araña a su alrededor, que de nuevo la obligaría a ser fuerte a ser la mejor, a superarse a si misma y vivir para ser el reflejo de los demás, una nueva jaula de oro que no la hará feliz.
Tumbada en la cama del hospital, su mente alcanzaba velocidades de vértigo, se esforzaba por mantener cada músculo inmóvil, necesitaba ese tiempo para pensar.


Si este pequeño texto te ha hecho pensar que harías tu en esa situación, cierra los ojos, dedícate unos minutos a ti mismo, ábrelos y haz lo que tengas que hacer.

jueves, 22 de marzo de 2012

El temido Click

Tod@s sabíamos que existía, que un buen día te despertabas y ya no eras la misma persona, tu aire juvenil se había desvanecido y tu espejo te devolvía la imagen de un adulto, con canas, arrugas y una sonrisa con mas de mil matices.
No hay un nombre científico para ese momento, !que ya es raro!.
Mis amigas y yo hemos decidido llamarle el "CLICK".
Una vez bautizado el fenómeno, nos ha faltado tiempo para hacer un estudio de campo y comprobar que realmente se aprecia a un sólo golpe de vista.
Ves una chica o chico, de edad parecida a la tuya, digamos que en un abanico amplio de edad, entre los 35 y los 50 años, en algún momento de esa etapa se produce un "click" en el que dejas de ser chica y pasas a ser Señora, dejas de ser un joven atlético y te conviertes en un maduro que se cuida.
Ahora la lucha ya no es contra la edad, es contra ese maldito "click" que te cambia de status, no está relacionado con la belleza, ni con la edad sino con el estilo de vida, con algo tan sutil como la mirada o la forma de moverse.
Antes del "click" te ves y te ven con un horizonte brillante y lejano, con cierto aire de misterio y con la convicción de que mañana, si quieres, te comes el mundo.
Se puede decir que estás en la primera parte de tu viaje, que todo es futuro y tu mirada así lo refleja, miras al frente con seguridad, caminas y caminas, hasta que un día te descubres mirando al suelo, al reloj o simplemente a la nada.
Tu paso es seguro y automático, sabes exactamente lo que harás en una hora, un mes y un año.
Tu sonrisa soñadora y regalada se ha vuelto mas cínica y estudiada, tu aplomo es innegable, no es bueno ni malo, sólo ha sido un "click", tu frecuencia de honda ha variado, las señales que emites han cambiado, eres un adulto maduro tu juventud se ha disipado.
Ya no eres la hija de... o el chaval de la moto.
Eres alguien que ya ha decidido su vida, que ya no usa ruedines, ni pide permiso para ser feliz.
Temido "click" para algun@s y anhelado para otr@s.

domingo, 8 de enero de 2012

La generación Facebook

Yo soy de esa generación que puede presumir de haber tenido televisión en blanco y negro con uno o dos canales y carta de ajuste a partir de las doce de la noche.
También soy de esa generación que vivió de primera mano la revolución de los móviles y de Internet.
Y a toro pasado digo, -"no lo hicimos tan mal".
En el instituto me dieron a elegir entre Informática y Manualidades como optativa, yo por supuesto elegí Manualidades, pensé que sería mucho mas práctico para mi vida futura aprender la técnica del pirograbado que esa sucesión tonta de ceros y unos.
También escogí francés como segundo idioma, no soy precisamente una visionaria...
Comentando con una amiga, con mi mismo buen tino a la hora de predecir el futuro, me dijo esta frase lapidaria:
-"yo pensé que la informática sería una moda pasajera y por eso no le preste atención".
Entonces me di cuenta que no fui la única, que de una manera u otra todos estábamos inmersos en esta era informática un poco a salto de mata.
Fui la última de mis amigas en tener móvil y mi portátil aún luce orgulloso las pegatinas originales.
Pero conservo intacta mi intuición infantil y mi falta de conocimientos la suplo con ensayo y error.
No voy a mil cursos, ni me cierro a nuevos programas sólo me dejo llevar, si cada vez es todo mas intuitivo y automático ¿porqué no aprovecharlo?
Nunca dominaré el procesador de textos, pero eso no me impedirá escribir mi blog.
Nunca estaré a la última, pero no me importa, no necesito el ordenador mas potente, ni la gráfica mas veloz, sólo necesito poder comunicarme, poder utilizar las nuevas tecnologías para mis necesidades.
Poder decir "ven, te necesito" por email, sms, whatsApp, Facebook o Twiter.
Eso es lo verdaderamente importante, el poder de comunicarnos es lo que convirtió a las antiguas computadoras, máquinas de estadística y cálculo en toda una revolución tecnológica y social.





sábado, 26 de noviembre de 2011

Preparando las fiestas

Cuando descubres que el único día que importa es el que estas viviendo, ya es demasiado tarde.
Ya has perdido miles de tardes aburrido delante del televisor, ya has desperdiciado miles de abrazos que no diste por desidia.
Recuerda las últimas navidades, cuando te cansaste de decir que las odiabas, que te traían recuerdos tristes, que no eran mas que una operación consumista de las multinacionales.

Esa pantalla de humo que creaste te impidió, disfrutar de los insufribles chistes de tu tía, de la estampa de tu padre dormido escuchando el mensaje del Rey, de jugar a la Wii con los sobrinos y también de los abrazos sinceros que tu familia te regaló.
Que estúpido hacer el papel de cascarrabias, que simple es negarse a disfrutar, que vacío te quedas después de la Nochebuena si no has puesto nada de tu parte y menosprecias la alegría de los demás.
Por todo esto te digo, vive cada minuto con intensidad, disfruta cada chiste aunque sea malo, aprieta con fuerza en cada abrazo y participa de los detalles, porque son las cosas pequeñas y cotidianas las que mas te llenarán.
Yo no se cocinar, pero igual que observo los preparativos culinarios para estas fechas, creo que todos deberíamos hacer unos preparativos emocionales, para cuando llegue el momento poder disfrutar del atracón de dulce que se nos viene encima.
FELIZ NAVIDAD.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Regalos

Nos aproximamos a una época peligrosa, para la autoestima y el bolsillo.
Me refiero como no, al mes de diciembre, que aparte de la ingesta masiva de calorías nos despide el año con numerosos regalos en ambas direcciones, dar y recibir.
Si encima has nacido en una familia de centauros y cabras, la cosa se complica.
Por lo que yo, ya he empezado a hacer mis listas.
Cuando hago un regalo, pido que cumpla tres máximas:
Primera, tengo en cuenta los gustos personales del sujeto.
Segunda, el regalo ha de llevar una parte de mi, tienen que verme reflejada en ese objeto.
Tercera, en cuanto al presupuesto más vale ser cabeza de ratón que cola de león.
Hasta aquí todo va bien, puedes acertar mas o menos pero en cualquier caso sólo tu cartera ha notado la merma.
Lo que realmente puede tocar tu autoestima es recibir regalos.
Ese pijama superelástico de la talla XXL, esa crema antiarrugas, nutritiva y regenerante para pieles maduras ,ese libro de artesanías polacas o una preciosa batidora para añadir a tu colección de 5 batidoras.
Pero si es mucho mas sencillo.
Yo en cuanto a regalos, soy una rubia al uso, no te importe ser clásico, pero por favor algo que brille, huela o suene bien.
Y con que suene bien me refiero al motor del avión rumbo a Marrakech y no al cable con entrada USB, que dará mejor nitidez al sonido de la Play.
El problema es que cara he de poner cuando abro un precioso regalo poliédrico, del tamaño de media caja de zapatos, con profusión de lazos dorados y papel tornasolado.
Y descubro que se trata de una base Dock para discos duros con una super memoria externa de 128 GB.
Lo siento, seré una antigua, pero prefiero una flor.
Se ha producido un error en este gadget.